LABIOPLASTIA

LABIOPLASTIA

Cirugía de labioplastia

Cirugía de labioplastia

El excesivo tamaño de los labios menores no solo es un problema estético, sino también funcional, que afecta a la autoestima y a la vida diaria de las pacientes. Aquellas mujeres que tienen una extrema longitud de los labios menores o una delgadez de los superiores han de saber que pueden poner solución a su problemática.

El aumento de los labios menores, también conocido como hipertrofia, puede dificultar la higiene íntima femenina, la práctica sexual y, hasta incluso, llegar a acomplejar a la mujer en actos tan cotidianos como ducharse en un gimnasio o usar bikini.

Las personas que solicitan una labioplastia, nombre que recibe la operación, lo hacen para devolver a esta área la turgencia perdida o dar un aspecto menos infantil en el caso de que exista poco desarrollo. La labioplastia modifica la parte exterior de la vagina para modificar el aspecto visual de los genitales, con el propósito de mejorar su estética visual, de acuerdo a las expectativas de cada mujer.

Antes de someterse a la intervención, es necesaria la exploración genital, la medición de ciertos parámetros y el historial clínico del paciente, así como la realización de fotografías. Es importante conocer si la paciente padece alguna enfermedad importante, si es fumadora, si toma alguna medicación o si es alérgica a algún medicamento. Asimismo, es importante que la paciente comunique al especialista en cirugía plástica las expectativas del cambio con el fin de que éste le explique si pueden realizarse o si existen ciertas limitaciones.

Con la cirugía de labioplastia embellecemos el área genital

Con la cirugía de labioplastia embellecemos el área genital

Tratamiento quirúrgico de labioplastia

En primer lugar, se duerme a la paciente, se esteriliza el campo quirúrgico y se procede a la operación. Su cirujano le informará de qué medidas habituales y extraordinarias tiene en cuenta por su seguridad durante la intervención de labioplastia, así como durante el post operatorio a medio y largo plazo. El cirujano elegirá el producto y los medios técnicos y humanos que considere mejor para sus pacientes. En menos de una hora la operación ya se dará por acabada, obteniendo el alta de la paciente esa misma tarde.

En algunos casos, la labioplastia puede producir dolor, que podrá paliarse con analgésicos. Para que pueda cicatrizar completamente, la paciente ha de evitar las relaciones sexuales con penetración, los baños y las actividades a caballo o en bicicleta durante varias semanas.

Dr. Carlos Gullón Cabrero (cirujano plástico)

Solicítame una cita diagnóstica por mail o llamando al +34915756475.